Con motivo del Día de Acción de Gracias publicamos esto en el grupo que se opone a la línea dura contra el pueblo cubano: No Más Otaola. Por cada ataque, hemos recibido 20 muestras de apoyo. Así de fuerte: 20 a 1. Parece que hasta las matemáticas están de nuestra parte. Feliz Thanksgiving y aquí se los dejo:

“Hoy es una fecha muy señalada: el Día de Acción de Gracias donde cada uno agradece por lo que sus Dioses y la vida le ha dado o por lo que cada uno se ha forjado.

Yo quiero aprovechar la ocasión para agradecer sinceramente a todos esos aguerridos “patriotas” que habiendo tratado de revitalizar la obsoleta y fracasada por 60 años “línea dura” con relación a Cuba, nos han obligado a definirnos, a tomar una posición, a decidir de una vez si estamos con el cubano de a pie o estamos en contra, por encima de las políticas que promovamos o las ideologías que defendemos.

A esos que pretendiendo incrementar las penurias de nuestra gente y limitar la ayuda familiar han motivado este desborde de cubanía, de dignidad sin ideologías y de unidad de la MAYORÍA de los cubanos en torno a la reconciliación nacional, el diálogo y el apoyo a nuestra gente, a todos esos, MUCHAS GRACIAS.

Pero sobre todo, queremos agradecer a todos los cubanos valientes y dignos que en este grupo nos han hecho sentir tan orgulloso de ser CUBANOS. El enfrentamiento, los odios y viejos rencores promovidos desde ambos extremos de las dos orillas nos han hecho mucho daño como NACIÓN, pero no han podido ni podrán destruir el sentido de pertenencia, la solidaridad y la esencia que nos une como CUBANOS.

Lo que comenzó en contra de las patrañas de una persona se ha convertido en un REFERENDO Nacional Cubano, en un momento de definición, donde lo más importante no es si estamos a favor o en contra del Gobierno cubano (régimen o dictadura como cada uno prefiera llamarle), sino si estamos a favor o en contra del cubano de a pié, de ese que estudia y trabaja duro, -y si a veces pide una recarga o algo más es porque no tiene otra opción, o porque le hemos presumido tanto lo que tenemos que hacemos lógico el pedido, aunque la mayoría de los que yo conozco, de los que tengo cerca, o no piden nada o piden muy poco.

Ahora bien, no minemos la valía de este grupo con ataques homofóbicos, pues por mucha ira que despierten los personajes del absurdo drama otaolista, no es contra las preferencias sexuales que se crece nuestra causa y la comunidad gay, parte indisoluble de nuestra sociedad, está junto a nosotros en esta lucha. No caigamos en las ofensas baratas, las malas palabras y la chabacanería que mal nos representan ante el mundo y demostremos que somos un pueblo culto, educado y respetuoso, pero muy valiente.

Nada, ni siquiera las balas…, NADA destruye más al adversario que la crítica basada en argumentos y la exposición respetuosa de su poca valía: ¡Y esto aplica por igual para los caudillos eternizados en el poder de nuestra Isla, para los viejos caudillos del exilio de Miami, y para las caricaturas baratas que pretenden erigirse en caudillos de la nueva “resistencia“!

En un día como hoy demos gracias por tenernos los unos a los otros, porque las familias puedan siempre seguir contando con las familias, porque al igual que allá no nos intimidaron las acusaciones de “desviados ideológicos“, “capitalistas” o “científicos de pacotilla“, aquí tampoco nos dejemos intimidar porque nos intenten colgar las etiquetas de “comunistas“, “vendidos” o “ciber-que-se-yo“.

Demos gracias porque nos alcancen la salud y el valor para no rendirnos, para seguir peleando por lo que creemos justo, para desterrar el odio y construir con amor. MIL GRACIAS.”